. 0 .

Total: 0,00 €
Ofertas material dental
Mis Favoritos

Implantes dentales de conexión interna y externa, ¿Cuál elegir?

Vie, 27/10/2017 - 08:59 - raquel

Durante los últimos años, los implantes han sufrido una gran evolución. Las superficies microscópicas se han mejorado para aumentar la unión al hueso, se ha mejorado el grado de titanio, lo cual se traduce en una mayor resistencia a la carga mecánica y también se ha aplicado bioingeniería en su diseño.

Cuando el odontólogo coloca el implante en la boca, el paciente está sometido a una gran presencia de bacterias, por lo que es muy importante el tipo de conexión que se utilice entre el implante y la prótesis.

 

¿Qué tipos de conexiones existen?

Es muy importante conocer que los implantes tienen dos tipos de conexiones: internas y externas.

Implantes de conexión externa:

En este tipo de conexión, el implante se conecta al pilar externamente a través del tornillo de unión. Es decir, el implante no se inserta en el hueso, sino que se queda en el exterior.

Implantes de conexión interna: En este caso, el implante está diseñado con una forma que permite que el pilar que une el implante y la prótesis, se pueda introducir unos milímetros por dentro del propio implante.

 

¿Por qué tipo de conexión decantarnos?

Aunque los implantes de conexión externa existen desde hace más tiempo en el mercado, presentan ciertos problemas, como es el caso de que el tornillo se puede llegar a aflojar y podrían llegar a deformarse o romperse. Este tipo de conexión es apropiada en casos de divergencia entre implantes, ya que facilita su rehabilitación y otorgan una gran resistencia. Para suplir esos problemas, aparecieron los implantes de conexión interna.

Los implantes de conexión interna aportan una gran estabilidad y sellado a la unión del implante y la prótesis. Este tipo de solución, minimiza los problemas de la conexión externa: el aflojamiento y la filtración bacteriana. Además, transmite las fuerzas directamente del pilar hacia el hexágono interno y su área estabilizadora.

 

Tipos de conectores de los implantes dentales:

Hexágono interno:

Tiene la forma de un hexágono con una abertura en la cabeza del implante dental en la que se enrosca la restauración. Este tipo de diseño proporciona una apariencia más natural y se considera más estable ya que reduce el estrés.

Hexágono externo Estos conectores se han dejado de utilizar ya que no aportaban buena estabilidad.

Octógono interno Tiene forma octogonal, por lo que se consideran los más seguros. Este tipo de implantes consigue eliminar los efectos adversos de la distribución de la fuerza sobre la prótesis y el tornillo de implante. Reducen completamente la fatiga a largo plazo y permiten un procedimiento de ajuste más fuerte.

 

Partes de un implante dental y su proceso de colocación:

El implante dental está compuesto de dos partes principales:

  • El tornillo.
  • El pilar.

El tornillo se inserta quirúrgicamente en el hueso mandibular o maxiliar de vuestros pacientes, el pilar tiene la función de crear una conexión entre el tornillo y la corona dental.

También existen distintas formas para la colocación de estos implantes dentales:

  • Quirúrgica: Esta técnica es la clásica y se realiza cortando la encía, cuando el diente fue extraído hace mucho tiempo.
  • Implantología transmucosa: Está basada en la colocación del implante dental sin la necesidad de cortar la encía.
  • Implantología postextracción: Esta técnica supone que inserte el implante inmediatamente después de la extracción del diente.   

  

En resumen, en Dentaltix os aconsejamos que utilicéis el implante más largo y ancho que el hueso pueda permitir sin dañar las raíces, los nervios y los huesos subyacentes en los dientes sanos y naturales. Además que sea de titanio es un factor importante a tener en cuenta, ya que este tipo de material se integra muy bien con el hueso y el cuello del implante deberá tener un sistema anti rotacional.