. 0 .

Total: 0,00 €
Ofertas material dental
Mis Favoritos

Diseño y organizacion de nuestra clinica dental: áreas de recepcion, espera y tratamiento

Mié, 22/04/2015 - 13:02 - Gonzalo

Como hemos comentado en artículos anteriores, un aspecto indispensable a tener en cuenta en nuestras clínicas dentales es aprender a conjugar un espacio que resulte atractivo a nuestros pacientes y, que a su vez, disponga de la funcionalidad necesaria para desempeñar nuestro trabajo de forma adecuada. Es en este momento cuando entran en juego criterios tan importantes como funcionalidad, seguridad, comodidad, accesibilidad o privacidad.

Para lograr un espacio de trabajo que cumpla con estos requisitos, resultará fundamental analizar la planta de nuestras consultas para lograr sacar el máximo beneficio al suelo y conseguir una perfecta adaptación de las instalaciones hidrosanitarias, eléctricas, de climatización, de seguridad y de fontanería y saneamiento que cumplan con la normativa y legislación vigente.

Debemos, por tanto, encajar todo como si fuera un puzzle para realizar un diseño adecuado que optimice nuestro espacio al máximo. Tenemos que considerar, además, las necesidades reales actuales y las que nos pueden surgir en el futuro, atendiendo a aspectos como el volumen de pacientes, los equipos de trabajo necesarios, el número de equipamientos o la tecnología que tenemos pensado aplicar.

Como ya sabemos, la mayoría de las clínicas dentales suelen comprender varios ambientes bien diferenciados, pudiendo hacer una gran distinción entre las zonas destinadas a los pacientes y aquellas reservadas para los trabajos técnicos relacionados con el área odontológica. Estas son, a nuestro juicio, algunas de las zonas que no deben faltar en nuestra clínica dental:

  • Área de recepción.
  • Área de espera.
  • Área de tratamiento.
  • Área de esterilización.
  • Área de sanitarios y lavabos.
  • Área de despachos y administrativa.
  • Área de apoyo para el personal: vestuarios, lavandería.

Además de las que acabamos de mencionar, es muy común la existencia de algunas otras salas dentro de nuestra clínica dental, entre las que destacan el área de laboratorio, la de radiología, un área de compresor o una de depósito y almacenamiento.

Es preciso recordar que cada una de estas áreas debe poseer unas características propias que respondan a unos parámetros concretos de seguridad, higiene y funcionalidad en base a las actividades que tendrán lugar en cada una de ellas.

A continuación pasaremos a hablar de tres de las áreas más importantes que se encuentran dentro de nuestra clínica dental, como son la zona de recepción, la sala de espera y el área de tratamiento. Posteriormente, en artículos sucesivos, nos referiremos más detenidamente a otras áreas que también deben jugar un papel decisivo en nuestro espacio de trabajo. Además queremos recordaros que podéis encontrar el asesoramiento más preciso a través de nuestro servicio de diseño de clínicas dentales, compuesto por un equipo con una gran experiencia en el trato con profesionales de la odontología y la confección de proyectos.

1. Área de recepción

La zona de recepción, al ser el primer espacio al que accede el paciente, tiene una gran relevancia a la hora de generar una primera impresión gratificante. Para ello es preciso que cuente con una gran organización y limpieza, así como con una decoración armónica y sencilla que ofrezca sensación de agrado y siempre acorde con el resto del diseño de nuestra consulta.

Es importante que la recepción se ubique cerca de la puerta de entrada para poder recibir y despedir a los pacientes de forma adecuada. Es conveniente, también, que se sitúe cerca de la sala de espera, con el fin de poder controlarla en todo momento y ofrecer información a los pacientes que allí se encuentren.

En cuanto al mobiliario, es recomendable la utilización de mostradores a doble altura, uno a 1,15 cm del suelo y otro más bajo para la atención de personas con minusvalías o niños. También debemos dejar a la vista los percheros o armarios para los enseres de los pacientes y evitar su olvido. Es importante, además, mantener una temperatura y ventilación adecuada que ofrezca un ambiente agradable y un sistema de iluminación bien regulado que permita la escritura y lectura de documentos tanto al personal de recepción como a los propios pacientes.

Por último, es conveniente disponer dentro de nuestro mostrador de todos los aparatos necesarios para la recepción de llamadas y recogida de citas, el servicio de información para los pacientes, la administración de ficheros y el sistema de comunicación interna con las demás áreas de la clínica.

Recepción

2. Sala de espera

La sala de espera es otra de las áreas que debemos cuidar con especial detenimiento con el fin de que nuestros pacientes se sientas seguros y confortables. Es preciso que se encuentre ubicada cerca del servicio de recepción y, a su vez, próxima a los gabinetes de consulta.

Desde aquí, recomendamos que la sala de espera sea un espacio abierto para facilitar su control desde la zona de recepción y para ofrecer el espacio suficiente para el tránsito ordenado de pacientes.

Como en el resto de la clínica dental, la decoración de la sala de espera debe seguir una línea sencilla y personal. En este sentido, es aconsejable colocar cuadros que induzcan a la relajación y alguna planta o pecera. Es vital, además, disponer en todo momento de un espacio limpio y ordenado, así como una temperatura y ventilación adecuadas para el máximo confort de nuestros pacientes.

En cuanto al mobiliario, recomendamos la utilización de asientos individuales, que ofrecen más libertad e intimidad a los pacientes y facilitan su tránsito a través de la consulta. Además, debemos disponer de alguna mesa central con revistas, folletos o periódicos de acceso común para hacer más agradable la espera.

3. Área de tratamiento

Es el área de trabajo odontológico propiamente dicha donde llevaremos a cabo nuestras consultas y donde dispondremos nuestros equipos sanitarios. Según el espacio que dispongamos en nuestra clínica podremos estructurar nuestros gabinetes de consulta de una forma u otra.

Si disponemos de espacio suficiente, podemos contar con unidades cerradas, en las que la privacidad del paciente es absoluta pero que requiere una mayor inversión al tener que multiplicar todo nuestro equipamiento por el número de habitaciones que dispongamos en nuestra clínica.

Una solución sencilla para evitar una excesiva inversión y adecuarnos a un espacio más limitado, es la implantación de gabinetes abiertos o semiabiertos, con zonas de dispensario y mobiliario comunes, con la consiguiente ventaja de compartir equipamientos y el inconveniente de que el paciente no goza de ninguna privacidad.

En esta área, al igual que en todas las nuestra clínica, será preciso mantener una temperatura y climatización adecuadas. Sin embargo, debemos tener en cuenta, que en estas salas, por diversas condiciones de asepsia, reproducción de organismos o agentes infecciosos y mantenimiento de equipos o material sanitario, es necesario disponer de un sistema de ventilación que complemente al aire acondicionado para garantizar la renovación del aire necesaria en nuestras consultas.

En cuanto a la iluminación debemos emplear tonos fríos o neutros y tratar de utilizar unidades dentales provistas de sistemas de iluminación artificial que posibiliten una correcta visibilidad evitando encandilamientos y sombras.

Participa con nosotros

Después de hacer este repaso sobre los principales aspectos que debemos tener en cuenta relacionados con el diseño y organización de algunos de los espacios de nuestras clínicas, os invitamos a que participéis con nosotros. Nos gustaría conocer cómo habéis diseñado vuestras propias clínicas, qué secretos utilizáis para sacar el máximo rendimiento al espacio o qué consejos podéis compartir con nosotros para favorecer el confort y la funcionalidad de nuestras clínicas dentales.

Y os recordamos que a través de nuestro servicio de diseño de clínicas dentales, podréis encontrar el asesoramiento más preciso confiando en un equipo con una dilatada experiencia en el trato con profesionales de la odontología.